Helsinki
Bruxelles
Lisbonne
Actualités et Archives de Jacques Delors
Actualités & Archives de
Jacques Delors
Accéder
Soutenez l'Institut Jacques Delors !
Cliquez ici
S'inscrire à la newsletter
S'inscrire à la newsletter
Consulter les newsletters
Communiqués de presse
Enrico Letta nommé Président de l’Institut Jacques Delors
5/07/2016 par nconti
De la Communauté européenne de l'énergie à l'Union de l'énergie
26/01/2015 par sbaz
Un nouveau rapport européen appelle à protéger la diversité cinématographique
20/11/2014 par sbaz
Le Prix de l’Initiative européenne 2014 décerné à Y.Bertoncini & T.Chopin
27/06/2014 par lmarnas
Des visages sur des clivages : les élections européennes de mai 2014
25/04/2014 par lmarnas
Revues de presse
Jacques Delors dans les médias en 2015
13/05/2016 par nconti
Yves Bertoncini dans les médias en 2015
31/03/2016 par nconti
L'Institut Jacques Delors dans les médias en 2015
31/03/2016 par nconti
La déclaration du comité européen d'orientation de l'Institut Jacques Delors 2014 dans les médias
19/02/2015 par sbaz
L'Institut Jacques Delors dans les médias en 2014
9/02/2015 par sbaz
Auteur
Yves Bertoncini

Yves Bertoncini

Yves Bertoncini est Directeur de l'Institut Jacques Delors depuis avril 2011. Il est administrateur ...
AGENDA
Chercher
Thèmes :
Choisir...
Choisir un thème
Types :
Choisir...
Choisir un type
Dates :
Choisir...
Valider
Médias

Yves Bertoncini dans la Razon «No hay incertidumbre: una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE»

le 26 Novembre 2012 à 17:27
Entretien par Yves Bertoncini
Imprimer
Envoyer par e-mail

Yves Bertoncini, notre directeur, répond aux questions du journal espagnol La Razon au sujet de l'indépendance éventuelle de la Catalogne et des conséquences possibles en Europe.

Yves Bertoncini: «No hay incertidumbre: una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE»


¿Cuáles serían las consecuencias de la independencia de una región respecto a un Estado miembro?
-Las consecuencias para el Estado nuevo, ya sea Cataluña, Escocia o Flandes están bastante claras: se convertiría en un nuevo Estado y por tanto de facto y de iure saldría de la Unión Europea. Lo previsto en el Tratado de Lisboa es que si un Estado ya miembro de la UE quiere salir, pueda hacerlo, pero no hay nada previsto sobre la salida de una región. Lo que sí existe es un discurso de las instituciones europeas bastante claro, y es que un Estado que saliese tendría que pedir su adhesión posterior a la Unión Europa. No hay incertidumbre.

-¿Cuáles serían las condiciones?
-Precisamente las condiciones a respetar son importantes. En primer lugar, la solución debería ser negociada con el Estado que va a abandonar. Escogiendo el caso de Escocia y Reino Unido, si el divorcio no se hace de forma contractual y amigable, en el momento en que Escocia pida su adhesión a la UE podría no contar con el acuerdo de todos los Estados miembros, incluido Reino Unido. Si la independencia se produce a las malas, dado que hay muchas cosas a compartir (desafíos económicos, jurídicos… ), puede preverse que la reacción fuese negativa. El proceso de separación tendría que hacerse de manera contractual, amigable y negociada. Si no, habría un bloqueo. Vemos el caso de la adhesión de Turquía, vetada por Grecia porque existe el problema de Chipre. Una segunda condición es la cuestión de la actitud que tendrán los demás países que podrían estar implicados en esa situación. Por ejemplo, Bélgica que está confrontada al problema en Flandes, ¿Qué diría como miembro de la UE si tiene que analizar la separación Escocia? Además, existe otro caso que demuestra este problema: España no ha reconocido la independencia de Kosovo, y no es el único país de Europa, porque tampoco lo han hecho Chipre y Grecia. Imagino que las autoridades españolas no querrían crear un precedente, y alentar un efecto contagio y bola de nieve.

-¿Qué opina Europa de la celebración de un referéndum de independencia?
-La UE es bastante neutra normalmente respecto a los aspectos internos de los Estados miembros. La UE no impide que el pueblo catalán quiera y obtenga su independencia, ahora bien, no hay incertidumbre sobre las consecuencias. Quedaría fuera de la UE.
Además existe otro artículo, el 4.2 del Tratado de la UE, que establece que «la Unión respetará la igualdad de los Estados miembros ante los Tratados, así como su identidad nacional, inherente a las estructuras fundamentales políticas y constitucionales de éstos, también en lo referente a la autonomía local y regional». Eso quiere decir que cada país se organiza como quiere. España tiene regiones, Alemania un sistema federal, etc… pero otra frase fue añadida al tratado constitucional cerrado en Lisboa a petición de España: «La Unión respetará las funciones esenciales [de los Estados miembros], especialmente las que tienen como objeto garantizar su integridad territorial, el mantenimiento del orden público y salvaguardar la seguridad nacional». Esta frase es un pequeño mensaje favorable al mantenimiento a la integridad de la UE, y es un aspecto jurídico.

-¿Quiere eso decir que la UE respetaría que España enviara al Ejército en un caso hipotético de separación unilateral?
-Los tratados son entre Estados miembros. La UE no mira en el interior de los Estados. Después hay un aspecto político de las cosas, y cuando se habla de mandar el Ejército, volvemos al punto anterior: es mejor que las cosas se hagan de forma contractual. Lo que está haciendo Escocia ya es de alguna manera contractual, pues hay un referéndum previsto para 2014, y por definición eso significa que las autoridades centrales están de acuerdo. Imagino que Londres hará campaña por el «no», pero se pone en una situación en la que podemos imaginar que Reino Unido no obstaculizaría la entrada de Escocia en la UE. Pero ¿qué hará Madrid o Bruselas frente al caso escocés, sabiendo que pueden favorecer sus propios casos?.

-¿No sería mejor trabajar todos juntos para salir de la crisis?
-Es cierto que hay una doble dialéctica. Por un lado, en el marco de la mundialización sabemos que la unión hace la fuerza y, por tanto, la agenda de los europeos hoy es que si no nos unimos seremos menos escuchados en la escena internacional frente a potencias como China, EEUU, Rusia, etc… por lo que hay un gran énfasis en unirse. Pero, al mismo tiempo vemos venir dinámicas separatistas, es algo paradójico. Normalmente, si las cosas estuviesen organizadas de forma contractual podría haber estructuras extremadamente federalizadas, por lo que puede que haya soluciones dentro de la autonomía sin necesidad de ir hasta la separación.

-¿Plantearía problemas para la UE una explosión interna de Estados?
-La UE pronto tendrá 28 miembros y en 2020 tendrá más de 30 Estados. Sobre esta cuestión, que haya 30, 32 ó 34 países no cambiará mucho situación, porque habrá proyectos de integración más profundos que llevarán a una integración diferenciada. Esa unión en la diversidad llevará a que haya más diferenciación, pero la finalidad profunda de la UE es la unión en la mundialización. La unión hace la fuerza, y por tanto, es una dinámica para acercar más que para dividir.

-¿Votaría Francia a favor de la entrada de una Cataluña independiente?
-Francia mirará, como los demás Estados miembros, lo que diga Madrid, porque el socio de Francia es España, no Cataluña. Si el presidente Rajoy está furioso, enfadado por un referéndum considerado ilegal, me extrañaría mucho que Francia se pusiera del lado de Cataluña. Por eso el caso de Escocia es muy interesante. Si llega a la independencia y pide su adhesión, Londres podría decir que sí, pero habrá presiones de Madrid, Bruselas, etc… capitales que temen el contagio. El socio de los Estados no es Edimburgo. Sería una elección muy difícil para Francia estar a favor Edimburgo.

-¿Tienen algo que ganar los ciudadanos catalanes si quedan fuera de la UE?
-No conozco lo suficiente sobre cómo son las cosas, pero son ellos quienes lo tienen que decidir. Ahora bien, en los inconvenientes no puede haber ambigüedad en que saldrían de la UE.

Contact - Plan du site - Mentions légales - Jobs
Institut Jacques Delors - 19, rue de Milan - 75009 Paris - Tel. +33 1 44 58 97 97 - Email : info@delorsinstitute.eu
Jacques Delors Institut – Berlin, Pariser Platz 6, 10117 Berlin
Powered by Walabiz
Les cookies assurent le bon fonctionnement de notre site internet.
En utilisant ce dernier, vous acceptez l'utilisation des cookies.